Taller para vencer el miedo al fracaso

Miedo y fracaso

Cada vez que te digas a ti misma que no puedes, lo haces solo para no poner manos a la obra. La postergación de
las acciones que te conducirán a lo que deseas es lo único que estás logrando con esta forma de pensar.

Los pensamientos del fracaso

1. Ya está todo inventado.

Hace cien años que se viene diciendo que ya está todo inventado, y hace cien años que se siguen
inventando cosas cada vez más geniales.

2. Los ricos no son felices, los niños prodigios no son felices, la belleza no hace la felicidad.

Alguien que no tiene qué comer ¿es feliz? Una niña obesa que ningún chico quiere besar ¿es feliz? La riqueza
y la belleza seguramente no son las únicas formas de felicidad, pero en lugar de introducir esas ideas erróneas
y mediocres en nuestras mentes, deberíamos pensar en qué estamos haciendo para vernos mejor, para ser felices.

3. No debería ser así…

Los precios no deberían subir, la gente no debería matar. Tienes un reloj que dice sumergible, te lanzas a
una piscina y cuando sales, el reloj dejó de funcionar, tienes dos opciones o lo tiras o lo sigues usando de adorno.
Seguir creyendo que es sumergible no es una opción. Lo que debería no cambia lo que es.

Los 4 condicionantes del fracaso

1. Volver sobre tus pasos

2. Las etiquetas del fracaso

3. Trampa del destino

Si dios quiere, si así está escrito, si la vida me ayuda

4. El tiempo infinito

Creemos que el tiempo es infinito, que nunca nos vamos a morir,
que ya tendremos tiempo, y vivimos postergando. Solo existen dos momentos: ahora o nunca.

¿Cuándo fracasamos?

  • Cuando nos dejamos convencer por pesimistas que nunca intentaron nada, que nunca lograron nada si quiera lo intentaron.
    Tenemos la certeza de que ellos tienen una visión realista de las cosas, y en realidad su visión es la más frustrante y pesimista
  • Cuando por miedo, comodidad, falta de voluntad, falta de inspiración o vergüenza no hacemos lo que queremos.
  • Cuando abandonamos los cambios que podríamos tener por no ver resultados inmediatos. Esto es como un barco,
    solo el capitán sabe que el barco está girando.

Tipos de fracaso

Fracaso anticipado

Cuando preparamos nuestra mente para el fracaso esto genera una especie de trampa mental porque inconscientemente queremos
fracasar para que la mente se demuestre a sí misma que estaba acertada en que iba a fracasar, en cuanto al fracaso que predijo.

Pelean sin convicción, intentan sin ganas, fracasan sin más remedio…

Fracaso inamovible

Premisa de la negación absoluta.

Fracaso por miedo a estar bien

Miedo al cambio, sentirnos compadecidos. En el fracaso estamos cómodos porque no requiere de esfuerzo.