Taller para mejorar tus relaciones humanas

En la cultura que estamos experimentando todos los mensajes que recibimos nos indican alcanzar, obtener, llegar y
lograr. Nuestra negación a dar es lo que nos aparta de la expresión más rentable en materia afectiva, ya que los
intercambios siempre se miden en base a lo que uno espera y no a lo que el otro está dispuesto a entregar.
Sin embargo solo la improductividad toma el dar como un empobrecimiento, como una privación o una debilidad,
para la personalidad productiva, en la acción de dar se expresa la vitalidad, la potencia “doy porque tengo,
doy porque puedo dar”.

Estamos atravesando una etapa sombría para las relaciones humanas, años atrás la opción más viable o la tendencia,
era salir de la casa de los padres para ir a vivir en pareja, hoy en día la tendencia es ir a vivir solos.

Desencuentros, competencia, asperezas, enfrentamientos y rencores: esos son los sentimientos más comunes entre
dos personas por estos días.

Los principales mediadores no son los amigos que los conectan o los psicólogos que los ayudan a seguir juntos,
sino los abogados que los separan.

Algunos buscan afuera lo que les falta adentro, y culpan a su pareja de la infelicidad, comienzan a ver a otras personas
y los pocos años están de nuevo en la misma situación, preguntándose cuando encontrarán a la pareja adecuada.
Sin darse cuenta que la clave no es encontrar a la persona adecuada, sino aprender a amar a la persona encontrada.

Aprender a escuchar

Pasamos años aprendiendo a hablar y a leer ¿y a escuchar? Nunca nos preguntamos
¿qué está sintiendo la persona que habla? La mayoría de las personas no escuchan para comprender sino para contestar,
están hablando o aguardando para hablar.

“Yo lo comprendo, yo he pasado por lo mismo”, es decir miramos dentro de nosotros tratando de entender al otro.
Para entender al otro hay que mirar dentro del otro. No proyectar nuestra película en otra persona.

4 tipos de escucha

  1. Ignorándola, no escuchar en absoluto, pensar en otra cosa, mirar hacia otro lado.
  2. Fingir, asentir, imitar sus gestos, teatralizar emociones.
  3. Escucha selectiva oír ciertas cosas, que nos interesen, o divagar volver a escuchar, volver a divagar.
  4. Escucha atenta poner atención, centrar nuestra energía en prestar atención a las palabras.

4 respuestas autobiográficas

  1. Evaluación: estamos de acuerdo o disentimos
  2. Sondeo: formulamos preguntas desde nuestro propio marco de referencia
  3. Consejo: sobre la base de nuestra experiencia
  4. Interpretación: tratamos de descifrar a alguien, sus motivos, conducta

Técnicas

Para no enfriar a la pareja

  1. Preguntar por relaciones anteriores o pedir puntaje o comparaciones es una de las cosas que más enfrían a la pareja.
  2. Preguntar ¿me quieres? Eso no se pregunta eso se demuestra, y si lo preguntas te pones en desventaja y menosprecias.
  3. Pedir dinero prestado o prestar dinero a tu pareja.
  4. Preguntar si te están engañando o ponerte por debajo de otra persona. Si crees que hay otro/a mejor que vos vas a
    transmitir esa inseguridad y seguramente convenzas a tu pareja que ese otro/a es mejor.
  5. Contar que otras personas están interesadas en ti

Arrepentimiento

4 pasos del arrepentimiento

  1. Reconcer el error.
  2. Sufrir por ese error.
  3. Pedir perdón.
  4. No volver a cometerlo nunca más.

Técnica DDJ (déjate de joder)

Déjate de joder con el rencor
El rencor a la única persona que lastima es a ti.
El rencor es como agarrar una braza con la mano desnuda y lanzársela a mi enemigo, lo voy a quemar a él, pero
no voy a poder evitar quemarme a mí mismo.
Con mi rencor le va a doler la cabeza a mi enemigo, se le va a caer el pelo… no le va a pasar nada.
Esa persona siquiera se acuerda que existimos.
Perdónalo/a. Mucha gente dice: «es que no me vino a pedir perdón…» no lo estás haciendo por él o por ella,
lo estás haciendo por ti.
Déjate de joder con el odio
En un momento de ira de odio puedes matar a alguien y pasar el resto de tu vida en la cárcel.
Déjate de joder con la acumulación de cariño
A donde te lo vas a llevar a la tumba déjame decirte algo en la tumba los gusanos no van a necesitar tu cariño.
¿Cuándo fue la última vez que le dijiste a tu hijo que lo querías? ¿Cuándo fue la última vez que le dijiste
a tu mejor amigo/a que la querías? ¿A tu pareja?
El rencor a la única persona que lastima es a ti.