Semana 1

Día primero

Hay 3 cosas esenciales 1-Levantarse temprano, aprovechar el día
2-Meditar
3-Tomar agua

Entonces en este primer día comencemos por cambiar la forma en la que vamos a iniciar este nuevo día.

Mucha gente se levanta amargada, de mal humor, casi maldiciendo el haber despertado, sin tener en cuenta que la otra opción era no despertar más. Ese pésimo hábito es el encargado de programar el resto del día y determinar la
manera en la que nos vamos a sentir.

Primera hora de la mañana
1-Meditar Me despierto a la mañana, mi cerebro viene de realizar uno de los procesos más arduos, sin ninguna ayuda
de la mente consciente: sintetizar las proteínas que se van a fijar en las neuronas para guardar la información
que va a quedar almacenada en nuestra memoria a largo plazo, esto es que de toda la información que adquirimos
durante el día solo vamos a almacenar lo verdaderamente importante. El cerebro tiene que completar esta tarea,
todas las noches antes de despertar. Recibimos aproximadamente 4 millones de unidades de información por día,
esa información va a formar parte momentáneamente de nuestra memoria de trabajo, por eso si no preguntan qué
hicimos durante la hora anterior seguramente podremos dar muchos detalles de todo lo acontecido durante esa
hora previa, pero si nos preguntan al otro día por esa en particular ya no recordaremos a menos que algo muy
importante haya sucedido durante el transcurso de esa hora. Si nos despertamos de manera natural esto quiere
decir que nuestro cuerpo ha descansado correctamente, pero nuestro cerebro no lo ha hecho. El único momento
en que nuestro cerebro descansa es cuando meditamos. Por lo tanto lo primero y lo más importante que debemos
hacer ni bien nos despertamos es meditar al menos diez minutos.
2-Comenzar el día activando lo físico. Si no encontramos una actividad, deporte o un gimnasio cerca, podemos empezar con caminar,
correr o andar en bicicleta. Aunque lo ideal sería desarrollar un buen plan deportivo,
una rutina de entrenamiento supervisada por profesionales.
3-Tomar agua Un vaso de agua por la mañana no solo es recomendado por la nutrición deportiva sino que
limpia y refresca tu organismo de impurezas.

Comencemos en nuestro primer día de transformación con cambiar nuestras primeras horas de las mañanas
y más que nada los hábitos que venimos teniendo desde que tenemos consciencia.

Día segundo

comenzaremos el día de la misma manera y durante las once semanas que restan, solo que cada día agregaremos nuevas
técnicas que se irán acoplando a las aprendidas.

Primera hora de la mañana
1-Meditar La meditación por la mañana es muy importante
2-Comenzar el día activando lo físico. Caminar, correr o andar en bicicleta. Aunque lo ideal sería desarrollar un buen plan deportivo,
una rutina de entrenamiento supervisada por profesionales.
3-Tomar agua Un vaso de agua por la mañana .

Ahora vamos a comenzar con las afirmaciones positivas

Primera afirmación “de agradecimiento” Apenas abrimos los ojos la primera afirmación debe dirigirse al agradecimiento por un nuevo día.
Simplemente eso. Gracias.
Mi mente lo escucha y toma acción.

Día tercero

Primera hora de la mañana
1-Meditar La meditación por la mañana.
2-Comenzar el día activando lo físico. Caminar, correr o andar en bicicleta. Aunque lo ideal sería desarrollar un buen plan deportivo,
una rutina de entrenamiento supervisada por profesionales.
3-Tomar agua Un vaso de agua por la mañana.
Primera afirmación “de agradecimiento” Apenas abrimos los ojos la primera afirmación debe dirigirse al agradecimiento por un nuevo día.
Simplemente eso. Gracias.
Mi mente lo escucha y toma acción.

Vamos a ir a la segunda afirmación positiva que se va a sumar a la primera y así sucesivamente

Segunda afirmación “de logro” Puede desarrollarse en la mitad de la mañana.
Las afirmaciones de logro deben ser positivas, personales y en tiempo presente. Un ejemplo sería:
Voy en camino de alcanzar, lograr, llegar, conseguir, etcétera.
Mi mente lo escucha y toma acción.

vamos a agregar la tercera afirmación positiva

Tercera afirmación “de logro” Puede desarrollarse en el mediodía.
Puede ser una a varias cosas más que quiera lograr.
Mi mente lo escucha y toma acción.

Día cuarto

Primera hora de la mañana
1-Meditar La meditación por la mañana.
2-Comenzar el día activando lo físico. Caminar, correr o andar en bicicleta. Aunque lo ideal sería desarrollar un buen plan deportivo,
una rutina de entrenamiento supervisada por profesionales.
3-Tomar agua Un vaso de agua por la mañana.
Primera afirmación “de agradecimiento” Apenas abrimos los ojos la primera afirmación debe dirigirse al agradecimiento por un nuevo día.
Simplemente eso. Gracias.
Mi mente lo escucha y toma acción.
Segunda afirmación “de logro” Puede desarrollarse en la mitad de la mañana.
Las afirmaciones de logro deben ser positivas, personales y en tiempo presente. Un ejemplo sería:
Voy en camino de alcanzar, lograr, llegar, conseguir, etcétera.
Mi mente lo escucha y toma acción.
Tercera afirmación “de logro” Puede desarrollarse en el mediodía.
Puede ser una a varias cosas más que quiera lograr.
Mi mente lo escucha y toma acción.

Ahora vamos a agregar una afirmación más de entusiasmo

Cuarta afirmación “de entusiasmo” Esta afirmación se hace a mitad de la tarde.
Recargar energía para otorgar un mayor rendimiento,
recarga tu poder mental para que este a su vez recargue la energía física.
Mi mente lo escucha y toma acción.

Día quinto

Primera hora de la mañana
1-Meditar Meditación por la mañana.
2-Comenzar el día activando lo físico. Caminar, correr o andar en bicicleta. Aunque lo ideal sería desarrollar un buen plan deportivo,
una rutina de entrenamiento supervisada por profesionales.
3-Tomar agua Un vaso de agua por la mañana.
Primera afirmación “de agradecimiento” Apenas abrimos los ojos la primera afirmación debe dirigirse al agradecimiento por un nuevo día.
Simplemente eso. Gracias.
Mi mente lo escucha y toma acción.
Segunda afirmación “de logro” Puede desarrollarse en la mitad de la mañana.
Las afirmaciones de logro deben ser positivas, personales y en tiempo presente. Un ejemplo sería:
Voy en camino de alcanzar, lograr, llegar, conseguir, etcétera.
Mi mente lo escucha y toma acción.
Tercera afirmación “de logro” Puede desarrollarse en el mediodía.
Puede ser una a varias cosas más que quiera lograr.
Mi mente lo escucha y toma acción.
Cuarta afirmación “de entusiasmo” Esta afirmación se hace a mitad de la tarde.
Recargar energía para otorgar un mayor rendimiento,
recarga tu poder mental para que este a su vez recargue la energía física.
Mi mente lo escucha y toma acción.

Ahora vamos a agregar dos afirmaciones nuevas de control mental

Quinta afirmación “de control mental” Esta afirmación se hace al terminar la tarde.
Tomo el control de mis emociones para dominar las acciones que desprenden de ellas.
Mi mente lo escucha y toma acción.
Sexta afirmación “de control mental” Esta afirmación se hace al caer la noche.
Tomo el control de mis pensamientos para que se originen buenas emociones que generen buenas reacciones.
Mi mente lo escucha y toma acción.

Día sexto

Primera hora de la mañana
1-Meditar Meditación por la mañana.
2-Comenzar el día activando lo físico. Caminar, correr o andar en bicicleta. Aunque lo ideal sería desarrollar un buen plan deportivo,
una rutina de entrenamiento supervisada por profesionales.
3-Tomar agua Un vaso de agua por la mañana.
Primera afirmación “de agradecimiento” Apenas abrimos los ojos la primera afirmación debe dirigirse al agradecimiento por un nuevo día.
Simplemente eso. Gracias.
Mi mente lo escucha y toma acción.
Segunda afirmación “de logro” Puede desarrollarse en la mitad de la mañana.
Las afirmaciones de logro deben ser positivas, personales y en tiempo presente. Un ejemplo sería:
Voy en camino de alcanzar, lograr, llegar, conseguir, etcétera.
Mi mente lo escucha y toma acción.
Tercera afirmación “de logro” Puede desarrollarse en el mediodía.
Puede ser una a varias cosas más que quiera lograr.
Mi mente lo escucha y toma acción.
Cuarta afirmación “de entusiasmo” Esta afirmación se hace a mitad de la tarde.
Recargar energía para otorgar un mayor rendimiento,
recarga tu poder mental para que este a su vez recargue la energía física.
Mi mente lo escucha y toma acción.
Quinta afirmación “de control mental” Esta afirmación se hace al terminar la tarde.
Tomo el control de mis emociones para dominar las acciones que desprenden de ellas.
Mi mente lo escucha y toma acción.
Sexta afirmación “de control mental” Esta afirmación se hace al caer la noche.
Tomo el control de mis pensamientos para que se originen buenas emociones que generen buenas reacciones.
Mi mente lo escucha y toma acción.

Ahora vamos a agregar la última afirmación de agradecimiento.

Séptima afirmación “de agradecimiento” Esta afirmación se hace en la cama antes de dormir.
Agradecer por el día vivido por todo lo que pude hacer con el mismo.
Mi mente lo escucha y toma acción.

Día séptimo

LLegamos al último día de la semana con esta serie de rutinas mentales, recordamos que para cambiar primero debemos cambiar
toda esa información negativa que estuvimos depositando durante años en nuestra mente.

Las afirmaciones van a ser el inicio de una serie de cambios mentales que van influir positivamente en todos nuetsros resultados.
Es importante continuar durante todo el proceso con todas las rutinas mentales del plan de acción.

Este séptimo día lo utilizaremos como organizador de lo que será toda nuetsra semana, desarrollaremos las actividades más
importantes y los objetivos diarios.

Organizador de la semana

El organizador de la semana tendrá lugar durante la última de la noche. En el estableceremos:

División de cada día de la semana en fracciones de una hora. Para esto es imprescindible que
diseñes tu propia agenda.

Tambíen podemos subdividir nuestra jornada por roles, esto quiere decir dedicar un tiempo de calidad
a cada uno de los roles que cumplamos en nuestra vida: rol de padre/madre, profesional, social, pareja, espiritual, deportivo,
artístico, etc.

Diagramación de la tarea más importante de cada día. Dicha tarea será también la que primero realizaremos.
Para esto El siguiente cuadrante explica las prioridades que debemos y cómo enfocar las respuestas en base a ellas, para que comencemos
a diferenciar lo urgente de lo importante:

Urgente e importante

  • Crisis
  • Problemas apremiantes
  • Proyectos cuyas fechas vencen
No urgente/importante

  • Prevención de crisis
  • Construir relaciones
  • Reconocer nuevas oportunidades
  • Planificación
Urgente/no importante

  • Interrupciones
  • Llamadas
  • Cuestiones inmediatas
  • Actividades populares
No urgente/no importante

  • Trivialidades
  • Algunas llamadas telefónicas
  • Pérdidas de tiempo
  • Actividades agradables

Tenemos que evitar dejar todo para último momento, permanecer tranquilos,
perdiendo el tiempo en trivialidades y esperar
resolver en un minuto lo que no resolvimos en las últimas horas. Ya que, trasladado esto a una escala mayor,
esperaremos resolver en un día lo que no resolvimos en todo el año y hacer en un año lo que no hicimos en toda la vida.

Evitar agotarnos y consumirnos en lo urgente e importante, y volvernos administradores de crisis, personas orientadas
hacia los problemas, productores que trabajan al borde de los plazos. El único alivio que ocnseguiremos consistirá en
escapar a las actividades no importantes ni urgentes.

Para no perdernos, vamos a repasar lo que hemos hecho durante la primer semana:

Primera hora de la mañana
1-Meditar.
2-Comenzar el día activando lo físico.
3-Tomar agua.

Y comenzamos además con las afirmaciones positivas que eran las siguientes:

Primera afirmación “de agradecimiento” Apenas abrimos los ojos la primera afirmación debe dirigirse al agradecimiento por un nuevo día.
Simplemente eso. Gracias.
Mi mente lo escucha y toma acción.
Segunda afirmación “de logro” Puede desarrollarse en la mitad de la mañana.
Las afirmaciones de logro deben ser positivas, personales y en tiempo presente. Un ejemplo sería:
Voy en camino de alcanzar, lograr, llegar, conseguir, etcétera.
Mi mente lo escucha y toma acción.
Tercera afirmación “de logro” Puede desarrollarse en el mediodía.
Puede ser una a varias cosas más que quiera lograr.
Mi mente lo escucha y toma acción.
Cuarta afirmación “de entusiasmo” Esta afirmación se hace a mitad de la tarde.
Recargar energía para otorgar un mayor rendimiento,
recarga tu poder mental para que este a su vez recargue la energía física.
Mi mente lo escucha y toma acción.
Quinta afirmación “de control mental” Esta afirmación se hace al terminar la tarde.
Tomo el control de mis emociones para dominar las acciones que desprenden de ellas.
Mi mente lo escucha y toma acción.
Sexta afirmación “de control mental” Esta afirmación se hace al caer la noche.
Tomo el control de mis pensamientos para que se originen buenas emociones que generen buenas reacciones.
Mi mente lo escucha y toma acción.
Séptima afirmación “de agradecimiento” Esta afirmación se hace en la cama antes de dormir.
Agradecer por el día vivido por todo lo que pude hacer con el mismo.
Mi mente lo escucha y toma acción.

Las afirmaciones las vamos a continuar durante todo el proceso e inclusive, lo recomendable es que
continuasen toda nuestra vida

Libro semanal

Una persona que no lee, no vale más que una que no sabe leer.
Quien no se está capacitando constantemente, está quedando un 15% anual atrasado.
Esta primer semana seleccionaremos un libro para empezar a aplicar «El libro semanal», cada semana una de nuestras
metas consistirá en leer ese libro que seleccionamos.